Comercializador en internet, pros y contras

Advertisement

Las actividades de un comercializador de Internet abarcan un abanico bastante amplio de áreas tanto humanísticas como técnicas, incluso matemáticas. Ello requiere un conjunto de competencias suficientemente amplio para que este especialista pueda llevar a cabo sus actividades profesionales. Un comercializador de Internet debe conocer y ser capaz de utilizar:

  • Herramientas de investigación de marketing y análisis de las condiciones del mercado y del entorno competitivo.
  • Peculiaridades del comportamiento del consumidor en general y en línea en particular.
  • Métodos de análisis de mercado y desarrollo de estrategias de marketing.
  • Principios de planificación de las actividades de promoción adecuadas para alcanzar los objetivos empresariales.
  • Métodos y herramientas para la gestión de proyectos y el control de los KPI.
  • Herramientas de promoción en línea, desde la optimización de los motores de búsqueda, la creación de contenidos, la segmentación hasta la aplicación de análisis.
  • Conocer la importancia y la contribución de cada herramienta de promoción en línea para generar clientes potenciales.
  • Las múltiples aplicaciones y servicios necesarios en el trabajo.

Se puede decir que este es el conjunto básico de un verdadero profesional, lo que comúnmente se denomina habilidades duras (Hard Skills). Pero en el entorno actual, esto no es suficiente para tener éxito. Hoy en día, muchas cosas están determinadas por las habilidades blandas (Soft Skills), que incluyen:

  • Habilidades multitarea.
  • Capacidad de trabajo en equipo y de comunicación.
  • Gestión del tiempo.
  • Pensamiento flexible y enfoque exploratorio del trabajo.
  • Capacidad de gestión y negociación.
  • Rápida curva de aprendizaje.
Guía de Navegación ⤵
  1. Tareas, responsabilidades y funciones de un comercializador de Internet
  2. Pros y contras de ser un comercializador online
    1. Las ventajas
    2. Las desventajas de la profesión son

Tareas, responsabilidades y funciones de un comercializador de Internet

Un comercializador de Internet suele combinar las funciones de un gestor y un ejecutivo. En las empresas más pequeñas, puede estar solo en la plantilla y la mayoría de las tareas recaerán enteramente en él.

Sólo en algunos casos, podrá distribuir las tareas entre autónomos o agencias especializadas. En las empresas más grandes, el especialista en marketing en Internet puede tener su propio departamento y una pequeña plantilla que se encarga de áreas específicas de la promoción en línea, como la gestión estratégica de reuniones, los contenidos o la selección de objetivos.

Advertisement

Veamos con más detalle las tareas, responsabilidades y funciones de un comercializador de Internet. Las tareas incluyen:

  • Analizar la presencia de los productos y servicios de la empresa en el entorno online, el entorno competitivo y la demanda existente. Búsqueda de puntos de crecimiento de las ventas de la empresa en el espacio de los medios digitales.
  • Creación de una estrategia de marketing para la promoción en línea de productos y servicios en consonancia con la estrategia general de la empresa.
  • Gestión de la marca en el espacio digital.
  • Asegurar las ventas a través de los canales en línea, lo que incluye programas para atraer a nuevos clientes y retener a los existentes.
  • Desarrollar y gestionar productos digitales que impulsen la participación de los consumidores.
  • Crear un modelo de negocio digital que utilice el entorno online como un canal más para llevar a cabo toda la actividad de la empresa.

Por supuesto, la descripción del puesto en una empresa concreta contiene su propia funcionalidad. Pero en términos generales, la lista de responsabilidades para el puesto de comercializador de Internet incluye:

  • Seguimiento y análisis de la actividad de la competencia en el entorno online.
  • Planificación de actividades de marketing online.
  • Presentar la estrategia a la dirección y defender el plan de marketing.
  • Implantar herramientas de recogida y análisis de datos de clientes.
  • Segmentar el público objetivo.
  • Desarrollo de los sitios de Internet de la empresa y desarrollo de páginas web especializadas.
  • Creación de contenidos para tareas de optimización de motores de búsqueda, sitios web, comunidades, blogs, etc.
  • Creación y apoyo de comunidades de marca en las redes sociales.
  • Realización de campañas publicitarias mediante diversas herramientas de promoción de pago y correos electrónicos.
  • Seguimiento de las opiniones de los consumidores en redes sociales, foros y plataformas especializadas y aportación de comentarios.
  • Seguimiento de los indicadores clave de rendimiento y análisis de los resultados.
  • Identificar, negociar y supervisar las tareas de los contratistas y de los terceros contratados.
  • Gestión de los proyectos online de la empresa.
  • Asignación presupuestaria y control del gasto.
  • Preparación de informes para la dirección.

En términos de funcionalidad, un comercializador online puede actuar como un auténtico director de marketing en una empresa cuando todas las actividades de ésta se trasladan al espacio digital.

En una empresa más tradicional, puede ser una unidad funcional independiente y trabajar estrechamente con otros profesionales del marketing, como los directores de marca, y depender tanto de ellos como del jefe del departamento de marketing.

Advertisement

Pros y contras de ser un comercializador online

Como cualquier profesión, cumplir estas funciones tiene los pros y contras. Veamos esta afirmación a detalle.

Las ventajas

  • Es una profesión moderna y relativamente nueva. La gran demanda de la profesión en el mercado laboral se confirma con el aumento de la demanda en tiempos de crisis económica.
  • Existe la posibilidad de reconvertirse en un comercializador tradicional, porque la profesión combina dos competencias clave: el marketing y la tecnología digital.
  • Combina la creatividad con el trabajo técnico y analítico.
  • Muchas especialidades dentro de la misma profesión. Es posible desarrollarse como generalista o profundizar las habilidades en áreas específicas de la promoción en línea.
  • Un papel funcional variado. Es posible ser gestor y al mismo tiempo artista.
  • Capacidad para trabajar tanto internamente como por cuenta propia en varios proyectos al mismo tiempo.

Las desventajas de la profesión son

  • Muchos empleadores tienen requisitos bastante elevados, pero esto se compensa con la abundancia de ofertas de trabajo en el mercado.
  • Las tecnologías cambian constantemente y hay que seguir las tendencias y aprender nuevas herramientas o soluciones.
  • No todo el mundo es capaz de combinar una gama tan amplia de especialidades dentro de la misma profesión.

Existe la percepción de que esta profesión no requiere formación. Se trata de un error que puede poner en evidencia a un principiante y poner en duda su competencia y su imagen profesional.

La esencia del trabajo requiere comprender el comportamiento de los consumidores, utilizar los principios de gestión de la marca y desarrollar y aplicar estrategias eficaces, como demuestra la palabra marketer en el título de la profesión.

El estudio y formación profesional también le ayudará a desarrollar habilidades en tecnologías en línea como las comunicaciones omnicanal, el rendimiento y el marketing basado en datos.

Advertisement
Advertisement

Posts Relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

catalogosofertas.com utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Para continuar, tiene que aceptar su uso. Más información